diumenge, 29 de desembre de 2013

La fortuna de los Busquets en Cuba

Este es un relato familiar de cómo los Busquets acumularon su fortuna en la Cuba colonial del siglo XIX. Se trata de una conversación con Amparo Busquets Salomó, hija de Manuel Busquets George, grabada en septiembre de 1976. Como todos los relatos familiares, está lleno de inexactitudes, visiones edulcoradas y justificativas de la realidad. Un oyente atento podrá distinguirlas con toda facilidad de la información relevante sobre las actividades comerciales de los Busquets en aquella Habana.
La historia de la aventura cubana de los Busquets no era imprescindible para explicar su experiencia como editores de Heraldo de Madrid, pero sin duda enriquece el relato y contribuye a poner el foco en el papel de las colonias para el desarrollo económico de la España finisecular, cuando dejó de ser potencia colonial de forma definitiva.



La mayor parte de las imágenes que ilustran este video provienen del proyecto Cuban Heritage de la Biblioteca de la Universidad de Miami, que puede consultarse aquí

diumenge, 22 de desembre de 2013

Ara fa 80 anys, Companys va succeir Macià, gràcies a El Diluvio

El dia de Nadal de 1933, el president de la Generalitat, Francesc Macià, moria, causant una profunda commoció entre la ciutadania. S'obria també la interrogació sobre qui havia de ser el candidat que el Parlament de Catalunya escollís com a nou president. Lluís Companys era la segona figura de relleu després de Macià dins d'ERC, però la seva línia política, més republicana que catalanista, el feia estar en minoria dins el seu partit. El macianista Joan Casanoves va ser president interí de la Generalitat mentre que Ventura Gassol deia l'oració fúnebre en l'enterrament del president mort. Tots dos havien estat membres d'Estat Català, el partit de Macià, i podien aspirar a succeir-lo. L'última setmana de l'any 1933 es va transformar en un thriller polític a la Catalunya republicana.
Companys va aconseguir el triomf gràcies al suport de la premsa. No del diari La Humanitat, que era propietat seva en aquell moment, sino gràcies al diari líder de la premsa republicana de Barcelona, El Diluvio. Aquest era un diari d'empresa, de la familia Lasarte Busquets, i era el segon en tirada de la ciutat. Segons una informació del mateix rotatiu, la tirada estava entre els 120.000 i els 150.000 exemplars, molt per sobre de tots els altres, a excepció del líder, La Vanguardia.
El director de El Diluvio era Jaime Claramunt des de 1916. Companys havia escrit a les pàgines del diari nombrosos articles com a col.laborador i tenia amistat amb ell i amb la familia propietària. Va ser en Claramunt qui va tenir la idea de fer un article postulant Companys com a successor de Macià dos dies després de la mort del president.
Tenim una versió directa de com van anar les coses perquè Jaime Claramunt ho va explicar a CMZ radio de l'Havana anys després, quan ja era a l'exili. La transcripció d'aquesta intervenció l'hem recuperada a l'Arxiu Nacional de Cuba junt amb moltes altres, que esdevenen unes memòries inèdites del director del segon diari de la ciutat durant els anys vint i trenta del passat segle.
Explica Claramunt que quan ja tenia redactat l'article va telefonar a Companys per explicar-li. El polític va anar al despatx del director del diari i allà va refusar en primera instància que es publiqués. Però com que en Claramunt es va mostrar més decidit encara a publicar-lo, Companys va acabar accedint.
A partir d'aquell moment es van obrir converses dins ERC sobre quin havia de ser el seu candidat. Companys no volia contestar públicament els periodistes que l'interrogaven i fins i tot deia que no participava en aquestes converses. Mentestant, El Diluvio publicava cada dia articles favorables al seu candidat, a qui Claramunt contraposa en les seves memòries als "nacionalistes catalans exaltats".
Finalment, el Parlament de Catalunya va votar l'1 de gener de 1934 l'única candidatura de Lluís Companys i Jover. Van votar els diputats d'ERC, Acció Catalana i la minoria socialista. Els diputats de la Lliga es van abstenir. Dels 62 vots emesos, Companys va aconseguir-ne 56. Hi va haver vuit abstencions. En Lluís Capdevila, director de La Humanitat, va deixar escrit a les seves memòries (editades el 2012 per Cossetània) que molts dels vots favorables ho havien estat a contracor, per diferències polítiques i per animadversió personal. El seu problema va ser que no va quallar una alternativa a Companys.
El cronista de El Diluvio recordava en el seu article la condició de Companys d'ex col.laborador del diari i exclamava !Viva el presidente de Cataluña, que se ha ganado a pulso tan alta y honrosísima magistratura! Enrera quedaven molts anys de complicitat en les lluites socials barcelonines amb el diari fent de plataforma  a Companys, Francesc Layret, Salvador Seguí i els periodistes revoltats com Angel Samblancat, Eduardo Sanjuán i el propi Claramunt.

dilluns, 25 de novembre de 2013

Vicente Blasco Ibáñez, un escritor republicano en Heraldo de Madrid

Vicente Blasco Ibáñez fue un gran escritor del primer tercio del siglo XX. Consiguió una popularidad mundial con obras como Los 4 jinetes del apocalipsis, que trató la I Guerra Mundial y fue un éxito de ventas en Estados Unidos y todo el mundo occidental.
Su muerte, en 1928, fue tratada como un gran acontecimiento por Heraldo de Madrid, que sin duda jugó también a la lectura política, pues era un figura del movimiento republicano español y en el momento de su muerte llevaba exiliado unos cuantos años en profundo desacuerdo con la dictadura de Primo de Rivera.
En Francia era la gran figura de los intelectuales españoles del exilio, junto a Miguel de Unamuno. La noticia de su muerte fue cubierta con un amplio despliegue por el periódico, que publicó durante meses artículos de ilustres colegas españoles y extranjeros que glosaban la figura de Blasco. Los textos fueron recopilados por el periodista Alfredo Muñiz y publicados en el volumen In memoriam, libro homenaje al inmortal novelista V. Blasco Ibáñez por la editorial Prometeo de Valencia que el mismo autor había fundado.
Este libro fue el broche de oro a una colaboración muy antigua del escritor con el periódico líder de la prensa republicana. Uno de sus libros más famosos, Cañas y barro, fue publicado por Heraldo de Madrid en forma de folletín por entregas en el año 1902. Por aquel entonces, Blasco Ibáñez fue elegido en siete ocasiones diputado por la ciudad de Valencia en representación de la Unión Republicana. La claridad de su pensamiento fluía por sus labios cuando pronunciaba discursos y también cuando escribía sus novelas, que conseguían una gran proyección popular por su singular combinación de drama, comicidad y pedagogía.


dilluns, 18 de novembre de 2013

La singular portada de Heraldo de Madrid para las elecciones de 1933

Se cumplen 80 años de las elecciones del 19 de noviembre de 1933, que dieron paso al bienio de gobierno de las fuerzas conservadoras de radicales y cedistas. La derrota de la izquierda se veía venir y el día anterior a las elecciones, Heraldo de Madrid publicó esta espectacular portada para movilizar a los votantes de izquierda.
Los republicanos creían que estaba en juego el propio sistema político, que la victoria de las derechas significaría el fin de la República y la vuelta a la monarquía.
Manuel Fontdevila, director de Heraldo de Madrid, estaba considerado un gran compaginador de periódicos. Esta es una de sus creaciones más arriesgadas, por la apuesta política inequívoca y por la composición gráfica. El titular principal aparece escrito a mano alzada y se compone de una frase imperativa de dos palabras, como las que se pueden encontrar hoy en día en los diarios más populares.
La fotografía es del desastre de Annual, la batalla en la que perecieron 15.000 soldados españoles bajo las tropas del líder rifeño Abd-el-Krim en 1921. El subtítulo refiere el episodio como el fin del régimen monárquico, aunque la República tardó 10 años en llegar y más bien cabría hablar de fin moral de la monarquía, que dos años más tarde dio cabida a la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Las elecciones de 1933 también fueron las primeras en las que las mujeres pudieron ejercer su derecho al voto. Muchas personalidades de izquierdas, entre las cuales muchas mujeres, temían que el voto femenino se inclinara por las derechas. Heraldo de Madrid secundó esa tesis en los días siguientes con abundantes referencias en informaciones y titulares.

diumenge, 13 d’octubre de 2013

Juan Sánchez Rivera, el articulista que pasó de socialista a franquista


Juan Sánchez Rivera de la Liastra es un personaje olvidado cuya trayectoria merece ser contada porque es desconocida incluso para sus más directos familiares.
Sánchez Rivera era un abogado nacido en Ávila y residente en Madrid con una carrera jurídica que en los años 20 le llevó a la Real Academia de Jurisprudencia, donde defendió tesis democráticas y republicanas. Entonces estaba afiliado al PSOE y todo parecía cuadrar en un país que iba a vivir la proclamación de la II República.
A dos pasos de la Academia, en la misma calle Marqués de Cubas, se encontraba la sede de Heraldo de Madrid. Y allí empezó a publicar sus artículos, que irían creciendo en intensidad durante el vertiginoso 1930, cuando la mayoría del país clamaba el fin de la monarquía.
Así, el 21 de noviembre The New York Times se hacía eco de la suspensión gubernamental de la publicación de Heraldo de Madrid por un artículo de Sánchez Rivera "calculado para incitar a la rebelión". El abogado estuvo detenido durante unas horas. Días antes de las elecciones del 13 de abril de 1931, Sánchez Rivera volvía a la carga con un artículo titulado Lo que será la República, en el que asumía el carácter plebiscitario que el comité republicano quería dar a las elecciones municipales y dibujaba ya un programa de actuaciones. Una de sus ideas constantes es la reivindicación de un reformismo económico nada revolucionario. Cuando en 1932 escribe sobre la reforma agraria afirma que esta debe hacer posible la creación de una nueva clase de pequeños agricultores propietarios en Andalucía que desarrollen una actividad económica capitalista, muy lejos de las colectivizaciones ansiadas por los anarquistas del momento.
El año siguiente, Sánchez Rivera da un paso político hacia la derecha cuando se suma al gobierno radical cedista que surgió de las elecciones de noviembre de 1933. El abogado se convierte en gobernador civil de Burgos y permanece en el cargo hasta las elecciones de 1936. La siguiente noticia que tenemos de él es la aparición de su firma en diversos artículos publicados por ABC de Sevilla en noviembre de 1936, con la guerra ya bien avanzada. Sánchez Rivera hace un llamamiento a los republicanos para sumarse a la rebelión contra un gobierno que entiende dominado por el marxismo.
Tras la contienda, el abogado volvería a sus actividades en la Real Academia de Jurisprudencia donde sus trabajos ya no tendrían el ímpetu político de antaño. Murió en los primeros años 60 y su trayectoria completa fue ocultada por un tupido velo, como la de muchos seguidores de Lerroux que fueron acogidos en la España de Franco, con discreción. 

diumenge, 6 d’octubre de 2013

6 de octubre en Madrid, tiroteos y flamenco con García Lorca

El mes de octubre de 1934 empezó con una grave crisis política, cuando la Ceda de Gil Robles retiró el apoyo al gobierno del radical Samper. Se abría la posibilidad de un gobierno en el que predominara la Ceda, lo que horrorizaba a la izquierda, temerosa del fin de la República como tal. La portada del Heraldo responde a ese momento político.
El día 4 se anunció un nuevo gobierno presidido por el líder radical Alejandro Lerroux y con tres ministerios en manos de la Ceda. Los socialistas convocaron huelga general inmediatamente y el periódico interrumpió su publicación. Asturias se destacaría en el seguimiento de la huelga iniciando uno de los episodios más significativos de aquellos años.
El día 6 de octubre, el presidente de la Generalitat, Lluís Companys, proclamaba el Estado catalán en el marco de una República federal. Su acto político fue contestado con la represión militar del gobierno español.
En Madrid, la situación distaba de ser tranquila. El relato que nos llega a través del testimonio inédito del periodista Carlos Sampelayo narra como en la redacción de Heraldo de Madrid los periodistas andaban a gachas para evitar las balas perdidas o intencionadas de los pacos que dominaban las azoteas de la ciudad.
Esa noche, los periodistas no volvieron a sus casas con normalidad por miedo a la violencia creciente. Decidieron refugiarse en el restaurante Barrachina, cercano al periódico, en compañía de Federico García Lorca y Carranque de los Rios habituales de la redacción de Heraldo de Madrid. Siguieron por radio los acontecimientos de Barcelona, escucharon recitar a Federico y se solazaron con la actuación de un grupo flamenco que se había unido al grupo. Al alba abandonaron el local y anduvieron un buen rato con los brazos en alto, como muchos madrileños hacían para indicar a los violentos su no beligerancia. Nadie resultó herido.

dissabte, 28 de setembre de 2013

Cuando Heraldo de Madrid superó el medio millón de ejemplares

Esta es la portada del martes 22 de octubre de 1935, cuando Heraldo de Madrid batió todos los registros con una tirada de más de medio millón de ejemplares. Se acreditó con las fotografías de los contadores de las 3 rotativas que en aquellos días se usaban para imprimir el periódico. Las máquinas trabajaban seis horas seguidas para atender una demanda creciente especialmente en ciudades del resto de España, donde el vespertino madrileño se vendía a la mañana siguiente. La información cita la ciudad de Sevilla, donde se habrían pedido 10.000 ejemplares más por la demanda desbocada. El fenómeno llegaba al punto que se pagaba hasta una peseta por los ejemplares que nominalmente valían 15 céntimos.
La fiebre lectora se debía al hirviente clima político de los últimos meses de los gobiernos de derechas tras la victoria que obtuvieron en 1933 la Ceda y los radicales de Lerroux. Heraldo destacó en la denuncia de los casos de corrupción que afectaban a los radicales, como el célebre caso del straperlo o el del funcionario corrupto Antonio Nombiela.
Había pasado el movimiento revolucionario de 1934 y la represión posterior en Asturias y en Cataluña. La prensa estaba sometida a censura previa y, aún así, Heraldo de Madrid era considerado el líder de la opinión republicana y por ello premiado por la demanda de los lectores que temían la desaparición del régimen republicano de España si las derechas de la Ceda consolidaban el poder que disfrutaban parcialmente gracias al arbitraje del presidente de la República, Alcalá Zamora.
Los hermanos Busquets veían florecer el negocio de la edición y decidieron encargar una nueva rotativa, mucho más potente, a la fábrica suiza Wifag. La entrega se hizo a principios de 1936 y llevó no pocos quebraderos de cabeza a los editores. Con el Frente Popular ya en el gobierno, había proliferado la evasión de capitales y los controles para una operación como la compra de un equipo industrial de primer orden en el extranjero eran muy estrictos. La Wifag llegó y trabajó hasta la entrada de las tropas franquistas en Madrid, cuando Falange se incautó de todos los bienes de la Sociedad Editora Universal por la fuerza de las armas.
Una lectora de www.eldiario.es ha dejado estos días un testimonio estremecedor en un comentario a la reseña que publicó Gumersindo Lafuente. Cuenta Helenna como, en una ciudad donde triunfó rápidamente la rebelión fascista, un simpatizante de este bando comentó ante el caso de un vecino fusilado: ¿ves lo que pasa por leer Heraldo de Madrid?

diumenge, 22 de setembre de 2013

Luis Bonafoux, el periodista más independiente

La independencia es el valor más preciado por los periodistas, pero no se consigue solo con publicar un lema en la portada del periódico. Hay que luchar por ella día a día, atendiendo a las razones de las partes que están implicadas en la información, resistiendo a sus presiones económicas o políticas, decidiendo en función del interés del lector o espectador. Es una lucha en la que se paga un precio muy alto y se reciben pocas recompensas.
Luis Bonafoux fue el periodista que más lejos llegó en la lucha por su independencia profesional en la convulsa España de la Restauración. Su primera experiencia fue la tierra de su infancia, Puerto Rico, aunque fuera nacido en Francia. Escribió en el periódico La Unión de Madrid el artículo titulado "El carnaval de las Antillas", en el que desvelaba los aspectos más crudos y salvajes de las fiestas de su isla de origen. Tuvo tal efecto en San Juan de Puerto Rico que, cuando Bonafoux volvió de visita, se formó una turba que pretendía lincharle y que le acechó los escasos días que permaneció encerrado en su casa, hasta que volvió a partir.
Fue célebre su disputa dialéctica con Leopoldo Alas, Clarín, y sus muchas polémicas con otros personajes de la época. Algunas de estas disputas acabaron resolviéndose en duelo de honor. Escribió sobre el proceso de Montjuic denunciando las torturas sufridas por decenas de barceloneses detenidos en plena operación represiva contra el anarquismo que sembraba de bombas la capital catalana. Desde su particular atalaya también informó sobre la descomposición del imperio español de 1898 con una prolongada estancia en La Habana. Así, cuando desde la península parten contingentes de soldados para luchar en la guerra de independencia cubana, Bonafoux escribe: "Otro refuerzo. Otros miles de jóvenes españoles que van a la guerra de Cuba, a la manigua, al surco, a la tumba... Hemos enterrado doscientos mil. Aún hay juventud. Aún podemos enterrar muchos más hombres. !Cavemos, cavemos!..."
Su etapa más conocida es la de corresponsal en París de Heraldo de Madrid, para el que cubrió con entusiasmo el affaire Dreyfus. Cuando Emile Zola es juzgado por acusar al Ejército y es abucheado por la multitud, Bonafoux escribe: "La multitud es en todas partes algo así como un gran animal que pasa berreando, sin darse cuenta de por qué berrea. Si la consigna es "muera", la multitud berreará "muera"; si la consigna es "viva", la multitud berreará "viva". Es un rebaño de carneros que dan rugidos de león, con las gargantas enrojecidas por el ajenjo, por el aguardiente, por el brandy o por la ginebra."
Su cobertura de la I guerra mundial desde París no fue del agrado del gobierno francés, que acabó empujándole a un nuevo exilio, esta vez en Londres, donde acabaría sus días.
No contento con escribir más de cinco articulos diarios para diferentes periódicos, Luis Bonafoux intentó una y otra vez tener un medio de expresión propio, un semanario que él pudiera controlar enteramente. Su intento más exitoso se llamó Heraldo de París y apenas queda rastro de él.
Sí dejó sus artículos recogidos en numerosos libros, que pueden encontrarse en librerías de lance y en ediciones digitales de libre acceso. Pero el más notable documento que nos retorna la figura de Luis Bonafoux es el libro de José Fernando Dicenta. Publicado en 1974, se encuentra con facilidad por menos de 10€. La víbora de Asnières construye la biografía de Bonafoux recurriendo a fragmentos de muchos de sus mejores artículos y lo hace desde el conocimiento de quien fue nieto de uno de los mejores amigos del puertorriqueño, el también periodista Joaquín Dicenta.

dimarts, 17 de setembre de 2013

De cómo Heraldo de Madrid recuperó el Congreso de los Diputados

                                                     Esta fotografía se hizo en octubre de 1927, cuando el dictador Miguel Primo de Rivera se disponía a convocar una Asamblea Consultiva para redactar una nueva Constitución para España. La fotografía muestra los trabajos de construcción de un andamio para acceder al frontal del edificio del Congreso de los Diputados y cambiar el rótulo por el del nuevo organismo. La fotografía procede de la Fundación Diario Madrid, donde se conserva parte del archivo fotográfico de Heraldo de Madrid.
En la portada del 5 de octubre se publicó otra fotografía, con el resultado delo trabajo de los operarios. El nombre de Asamblea Nacional había substituido al del Congreso de los Diputados. Lo cierto es que la  Constitución no llegó a más que mero proyecto y el orden nuevo proclamado por el dictador acabó en fiasco con su salida del país. Alfonso XIII designó entonces al general Dámaso Berenguer como jefe de gobierno y empezaron los erráticos pasos políticos para salir de la anormalidad democrática.

Todo ello era seguido con detalle por Heraldo de Madrid. Su director, Manuel Fontdevila, dio un golpe teatral  en ese contexto cuando decidió adelantarse al gobierno para restituir el Congreso de los Diputados, al menos nominalmente. Fontdevila llamó desde su despacho al cuartel de bomberos de Madrid simulando llamar desde la presidencia del gobierno. La orden era retirar el rótulo de Asamblea Nacional del frontispicio del edificio del Congreso. Al mismo tiempo, dio instrucciones al fotógrafo del periódico para acudir a la carrera de San Jerónimo y tomar las fotos en exclusiva. El resultado es la foto noticia que publicó en portada Heraldo de Madrid el 15 de febrero de 1930. Fue un año trepidante de iniciativas en pro de la República que culminarían el 14 de abril del siguiente año y en las que Heraldo de Madrid tuvo el más destacado protagonismo.


dijous, 12 de setembre de 2013

Heraldo de Madrid y la censura de Primo de Rivera

El 13 de septiembre de 1923, ahora se cumplen 90 años, el capitán general de Barcelona, Miguel Primo de Rivera, dictaba un bando promulgando el estado de guerra y declaraba derogado el gobierno. Se iniciaba así una dictadura que contaría con el beneplácito del monarca Alfonso XIII.
Una de las primeras medidas del dictador fue la imposición de la censura previa a la prensa. Todos los textos debían pasar por la sede de la censura de Madrid o las capitanías generales de cada capital para ser supervisiados y, muy a menudo, mutilados.
Se inició allí una incruenta batalla entre periodistas y censores para hacer llegar la información al público. Los redactores de Heraldo de Madrid consiguieron los más sonoros éxitos en el arte de burlar a la censura, según reconoció el propio jefe censor, Celedonio de la Iglesia, en un libro de memorias publicado años más tarde.
El caso más arquetípico fue el de la Caoba, una bailarina de flamenco amante de Primo de Rivera y que tenía relaciones con los bajos fondos madrileños. Una hermana suya cayó presa por tráfico de drogas y fue llevada ante el juez por la policía. El magistrado, sin embargo, recibió el recado del general Primo de Rivera de que dejara en libertad a la imputada. El hombre, atormentado por la intrusión gubernamental en el trabajo de la justicia, hizo saber el hecho a la redacción de Heraldo de Madrid. El tema no podía darse abiertamente a causa de la censura, por lo que se decició disfrazarlo situando los hechos en Bulgaria. Así se publicó el 5 de enero de 1924 armando un gran revuelo, pues el rumor ya circulaba y los lectores supieron descodificar el mensaje. El caso llegó a la tribuna del Ateneo de Madrid, donde Rodrigo Soriano denunció la intromisión del general. Había en el país otro orador que retaba al régimen dictatorial, don Miguel de Unamuno. Pues bien, Soriano y Unamuno fueron deportados a Fuerteventura, desde donde pasarían a París y vivirían el exilio. Heraldo de Madrid seguiría peleando por la libertad informativa con gran entereza en los años siguientes.

dissabte, 7 de setembre de 2013

Les eleccions de 1931, van ser plebiscitàries?

Últimament es parla molt d'eleccions plebiscitàries i hi ha hagut qui ha agafat com exemple les eleccions de 1931 citant la portada de l'Heraldo de Madrid del 13 d'abril, en la que es parla obertament de plebiscit a favor de la República.
Les eleccions les havia convocat el govern presidit per Juan Bautista Aznar sota el regnat d'Alfons XIII i estaven destinades a escollir els ajuntaments de tota Espanya, eren eleccions municipals.
L'estiu de 1930 es va constituir a Sant Sebastià el Comitè Republicà, format per personalitats com Manuel Azaña, Niceto Alcalá Zamora, Miguel Maura o Alejandro Lerroux, de tendències polítiques ben variades.
En les setmanes prèvies a les eleccions d'abril, el Comitè Republicà va manifestar que consideraria les eleccions municipals com un plebiscit a favor de la República. L'Heraldo de Madrid es va fer ressò d'aquestes consideracions i va publicar articles com el de Juan Sánchez Rivera titulat "Lo que será la República" el 9 d'abril de 1931.
Les eleccions es van celebrar el diumenge 12 d'abril. Els col.legis electorals van tancar a les 5 de la tarda i al vespre es van començar a conèixer resultats locals, que indicaven una victòria republicana a les grans ciutats. Les primeres informacions oficials més completes no van arribar fins el matí del dilluns 13 d'abril, alhora que es publicava un sol diari, l'oficialista Hoja del Lunes, que racanejava amb la victòria republicana.
Al migdia, el Comitè Republicà va emetre un comunicat en el que proclamava que la victòria de les candidatures republicano socialistes a les grans ciutats espanyoles tenien el valor d'un plebiscit contra la monarquia i a favor de la República. Heraldo de Madrid era el principal diari de tarda de la capital i va reproduir la nota en la seva última pàgina, mentre que a la portada es feia una crònica del dia de les eleccions amb la ideal del plebiscit en el titular principal.
Una multitud de simpatitzants republicans es van congregar davant dels tallers del diari per aconseguir un exemplar històric. La gent es va anar escalfant i van sortir en manifestació. Van arribar a la Puerta del Sol i després van anar a la Castellana, on hi havia la Presidència del govern, doncs un rumor deia que hi havia anat Alcalá Zamora, president del Comitè Republicà. Els va rebre la Guardia Civil, que va disparar fent diversos ferits. Un d'ells va morir al cap d'unes hores a l'hospital. La noticia de la manifestació de Madrid es va estendre per la resta d'Espanya i al dia següent, 14 d'abril, es proclamava la República a Eibar, València i Barcelona, entre altres ciutats.
Però el traspàs d'un règim a un altre es va fer en un despatx privat, el del doctor Marañón, on es va reunir al migdia Alcalá Zamora i el conde de Romanones, ministre d'Estat del govern Aznar. Allà, Alcalá Zamora va donar l'ultimàtim perquè el rei abandonés el país abans de la posta de sol. Així ho va transmetre Romanones i, poc després, Alfons XIII sortia cap a Cartagena, on s'embarcaria rumb a l'exili.Un periodista de l'Heraldo, Gerardo Ribas, va aconseguir entrar al pis del doctor Marañón per l'escala de servei i va poder fer una crònica dels fets en primera línia. 

diumenge, 23 de juny de 2013

Revista de prensa

 

















Entrevista de Federico Utrera en el minuto 34:30
https://es.scribd.com/doc/250038980/Resena-Heraldo-de-Madrid-Comunicacion-y-Hombre-pdf

http://www.periodistes.org/ca/article/la-desconeguda-historia-de-l-heraldo-de-madrid-184.html

http://kaffekantate/heraldo-de-madrid-tinta-catalana-para.html

http://www.canetdemar.cat/11013

http://florentinoareneros.blogspot.com.es/2013/10/heraldo-de-madrid.html

http://www.eldiario.es/cultura/libros/II_Republica_espanola-Gil_Toll-Heraldo_de_Madrid_0_178832468.html

http://alternativaseconomicas.coop/posts/historia-olvidada-de-una-confisacion

http://labibliotecafantasma.es/cartadebatalla/?p=164

http://historia-urbana-madrid.blogspot.com.es/2013/08/biografia-heraldo-de-madrid-tinta-catalana-republica-espanola-gil-toll.html

http://www.elpuntavui.cat/noticia/article/-/8-articles/658607-teniem-pes-a-madrid.html?tmpl=component&print=1&page=

http://www.ara.cat/opinio/Garcia-Lorca-nino-orgullo-mama_0_958704278.html

http://www.lavanguardia.com/20130703/54376496210/agua-de-canaletas-julia-guillamon.html

http://www.lavanguardia.com/20130617/54376025157/el-silencio-roto-de-el-heraldo-pedro-vallin.html

http://www.diarionews.com/html/business.htm#heraldo

http://www.elalmeria.es/article/ocio/1546163/libro/sobre/heraldo/madrid/destaca/carmen/burgos.html

http://asociacionprensaalmeria.kactoo.com/un-libro-sobre-el-heraldo-de-madrid-destaca-la-figura-de-la-almeriense-carmen-de-burgos_apapal-13038271943502574.htm

http://www.apmadrid.es/noticias/generales/recuperar-la-historia-de-la-asociacion-de-la-prensa-a-traves-de-la-historia-de-un-periodico

http://paios-catalans.blogspot.com.es/2013/06/contra-els-apocaliptics-tecnologics.html

http://www.diariomadrid.net/fundacion/noticias/el_investigador_gil_toll_presenta_un_estudio_historico_sobre_el_heraldo_de_madrid





Con subtítulos en castellano.

dissabte, 18 de maig de 2013

Heraldo de Madrid vuelve a la calle

Se van a cumplir ahora 4 años desde el inicio de este blog, desde el que he compartido con familiares, amigos y muchos desconocidos que han acabado siendo amigos, la recopilación de información sobre los hermanos Busquets, la Sociedad Editora Universal y Heraldo de Madrid, el más destacado de sus periódicos.
Han sido más de 12.000 visitas que han servido para poner en común informaciones, conocer descendientes de periodistas exiliados en Argentina o México, para atar cabos familiares o descubrir tesoros como la película El misterio de la puerta del Sol y sus impagables imágenes de la rotativa del Heraldo.
Los primeros años estuvieron centrados en la obtención de información y la redacción de un primer manuscrito, que he ido revisando y ampliando hasta el último momento. La red de contactos conseguida en este tiempo, la ingente documentación, la bibliografía y Google continúan produciendo conexiones en forma de perlas preciosas, a pesar de que uno haya dado por terminado el libro hace meses.
En septiembre de 2012 iniciamos los contactos con la editorial Renacimiento para la publicación. Abelardo Linares es el impulsor de esta empresa, que ha recuperado la memoria de periodistas del Heraldo como Manuel Chaves Nogales, Alfredo Muñiz y Alfredo Cabanillas. La edición cuenta con el apoyo de la Fundación Diario Madrid gracias al compromiso de tres de sus miembros más destacados, Juan Claudio de Ramón, José Vicente de Juan y Miguel Ángel Aguilar.
La presentación del libro tuvo lugar en la sede de la Fundación el pasado 6 de junio con la intervención del historiador José Álvarez Junco y los destacados periodistas Enric Juliana, Carmen del Riego (presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid) y Miguel Ángel Aguilar, además del autor. 


video

Fragmento de la intervención del historiador José Álvarez Junco.



video

La presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Carmen del Riego.




  video

Miguel Ángel Aguilar, columnista en El País y La Vanguardia, comentarista en Cadena SER.



video

Enric Juliana, director adjunto de La Vanguardia en Madrid.


video

Gil Toll, autor del libro y de este blog

Dilluns 17 de maig vam presentar el llibre a Barcelona, al Col.legi de Periodistes de Catalunya. L'acte el va presentar Sílvia Heras, membre de la junta del Col.legi, i va comptar amb el periodista i escriptor Josep M. Cadena, el catedràtic de periodisme Josep M. Casasús i l'advocat Josep Lluís Busquets Giralt, a més de l'autor.

video

Sílvia Heras, presentadora de l'acte en nom del Col.legi de Periodistes.

video

Josep M Cadena, periodista i escriptor, ex crític d'art de El Periódico de Catalunya, ex director adjunt de l'Avui, ex director de Hoja del Lunes de Barcelona, entre altres ocupacions.

video

video


Josep M Casasús, catedràtic de periodisme, ex degà de la Facultat de Comunicació de la UPF i ex defensor del lector de La Vanguardia, entre altres.

video

Josep Lluís Busquets Giralt, advocat, fill de Guillermo Busquets Lemonnier, que va portar la lluita jurídica dels Busquets per aconseguir recuperar el seu patrimoni incautat per Falange.

video

Gil Toll, autor del llibre i d'aquest blog.

video

video

Final de l'acte.


El libro se puede comprar en las principales librerías y en la web de la editorial, que envía gratis el ejemplar a domicilio. www.editorialrenacimiento.com 
 

dissabte, 16 de febrer de 2013

El Liberal de Madrid y Francisco Villanueva

En estos días he estado trabajando en la wikipedia para ampliar el artículo que existía sobre El Liberal de Madrid y crear uno nuevo para su director durante largos años, Francisco Villanueva Oñate.
El Liberal era el periódico matutino de la Sociedad Editora Universal en la capital española. Su tono era sobrio e intelectual, en combinación con la vocación popular que tenía el vespertino Heraldo de Madrid.
Para el artículo sobre Villanueva he contado con la inestimable colaboración de su nieto, Javier Villanueva, quien desde México ha facilitado datos, fotografías como la que acompaña este post, y cuatro de sus libros digitalizados en formato pdf que se pueden descargar ya desde wikipedia y desde este enlace. Google Public Drive
Es una gran noticia, pues la figura de uno de los principales directores de periódico de Madrid en las décadas de los años 20 y 30 había quedado en la oscuridad durante todo este tiempo. Sus libros publicados en los años finales de la dictadura e inicio de la República componen un relato de primera mano de aquel cambio de régimen con profusión de datos políticos y económicos. Están redactados en forma de crónicas periodísticas e incorporan documentos clave para la ubicación del lector en el contexto. Villanueva fue el director de El Liberal de Madrid desde 1924 hasta finales de 1936, cuando las tropas franquista amenazaban Madrid y el gobierno se trasladó a Valencia. Villanueva dejó la dirección del periódico en aquellas fechas y más tarde se trasladó a México, donde fallecería en 1946.